La plaza de Albalate tiene peculiaridades especiales


Alejandro Cuairán, natural de Borja es en la actualidad una de las figuras en el circuito nacional de Anillas y uno de los más veteranos con numerosos Concursos importantes ganados y cientos de reses lidiadas, este 2022 afronta su temporada número 20 con mucha ilusión tal y como nos cuenta en esta pequeña entrevista. Será uno de los recortadores que estará presente en el Concurso de Anillas de Albalate del Arzobispo (Teruel) el próximo 23 de abril.


Eres uno de los recortadores más veteranos, respetados y laureados. ¿Supone una presión extra a la hora de afrontar cada concurso? A.C.- A pesar de la veteranía, este año será mi temporada número 20, sigo saliendo con la misma responsabilidad del primer día, es obvio que el conocimiento y la experiencia quitan esa presión extra, pero mi obligación de dar el máximo de cara al público no me exime de mi responsabilidad de darlo todo.


Centrémonos en Albalate, donde el próximo 23 de abril se abre la temporada del centenario de su plaza de toros con un concurso de anillas. ¿Conoces la plaza? ¿Qué supone que tenga la peculiaridad de no tener callejón?


A.C.- Conozco Albalate y por supuesto conozco su plaza de toros. Lidiar vacas en un concurso en una plaza sin callejón es diferente, ni mejor ni peor. No es a lo que acostumbramos los recortadores. A mi personalmente no me disgustan este tipo de plazas de toros.


¿Conoces la ganadería de Raúl Izquierdo? ¿Cómo crees que será el comportamiento de las reses en el concurso? A.C.- Por supuesto que conozco a Raúl. Un joven ganadero con muchas ganas de prosperar y sobre todo un profesional con mucha afición. Es de imaginar que como cualquier ganadero intentará llevar un lote de vacas con un comportamiento homogéneo y acorde con la plaza sin callejón. De ahí, habrá que venir al concurso para saber el comportamiento real de las vacas.


¿Cómo va la temporada? ¿Volvemos a los cauces de la normalidad?


A.C.- De momento no llevamos a las espaldas nada más que dos concursos. Lo cierto es que se atisba un año bueno, pero nos han llamado para sondear fechas de muchos concursos, parece que esto comienza a levantar.


En cuanto a la preparación invernal; ¿hay que hace cada invierno un esfuerzo extra?

A.C.- Nuestra preparación en invierno es cada vez más exigente, los años van pasando y las vacas que nuevas que van entrando en los concursos cada vez son más fuertes. Por ello cada invierno le doy una vuelta de rosca a mi preparación física.


Alejandro, ¿Objetivos para esta temporada?


A.C.- Los de cada año. Disfrutar y hacer disfrutar. ¡No hay más!


¿En una plaza sin callejón ante una vaca que haga hilo como te planteas la lidia?


A.C.- Hay que cerrarte lo más posible y coordinarte muy bien con tu compañero para que salta al segundo recorte con antelación para evitar esa carrera que haga hilo y que corte la rueda, que no es otra cosa que cortar la posibilidad de meter mas anillas.


¿Responderá el público turolense a la vuelta de las anillas a Albalate?


A.C.- Eso espero. He de decir, que Teruel es una provincia muy aficionada a todas las tauromaquias pero sobre todo muy conocedora de todas ellas. Su presencia da mucho respeto.


¿Un motivo ilusionante para afrontar la tarde de Albalate?


A.C.- Que mejor motivo puede haber que hacerlo en la plaza y el pueblo de un gran amigo, que ha demostrado que aquí se puede morir de verdad y ha honrado como nadie lo que supone ser recortador, como te podrás imaginar si hablo de gran recortador y de Albalate a quien me refiero es a David Cortés.